miércoles, julio 19, 2006

Lácteos: ¿bajan las retenciones?

Desde la Coordinación del Programa de Política Lechera de la SAGPyA partió un informe hacia la poco influyente Comisión de Agricultura y Ganadería de Diputados, en el cual se recomendaba al Ministerio de Economía reducir los Derechos a la Exportación (las retenciones) a los productos lácteos. La baja se realizaría en forma gradual, hasta llegar al 5%, beneficio que alcanza a los quesos y la leche en polvo (los quesos como primera prioridad).

Mi pregunta es por qué tanta vuelta para llegar a Felisa si SAGPyA depende de ella misma y para bajar retenciones sólo hace falta la firma de un DNU.

Vale la pregunta si Felisa aceptará la sugerencia? Guillermito Moreno?

Para que desde el ámbito oficial promuevan esta medida es que están viendo que las cosas no son buenas el sector.

Hablar con algún empresario del sector lácteo hoy en día es directamente una actividad que requiere de mucha estabilidad emocional…por poco lloran sus desgracias al tiempo que continuamente recuerdan a la madre de Moreno.

Hoy me preguntaba un conocido analista de mercado cómo se las arreglan estas empresas para minimizar el impacto de los “acuerdos” . La respuesta tiene varias aristas, muchas que no se pueden decir ni aún por este medio anónimo, pero les dejo una que como es del área del MKT entretiene un poco. ¿Vieron las publicidades de los productos lácteos últimamente? Son todos productos no alcanzados por los “acuerdos”. Es decir, mediante la publicidad intentar generar un movimiento en la demanda hacia estos productos, antes no tan consumidos (ergo, el IPC no los medía) y por eso dejados de lado por Moreno.

Por otro lado, quisiera chequear el peso neto de los productos, pero ojo…esto no es info precisa, debería llevar la balanza al super y no creo que me lo permitan.

5 Comentarios:

At 12:19 p. m., Blogger il postino said...

El Gobierno es patético y no entiende que por cada burdo intento de control que se les ocurre a funcionarios que a duras penas saben sumar y restar, las empresas tienen cientos de tipos mejor formados y mejor motivados para burlarse de ellos. Apelando al más simple de los recetarios de negocios se me ocurren de movida siete ideas:
- incentivar la demanda de artículos no controlados, mediante acciones de publicicdad o promoción
- lanzar sustitutos no controlados, con mínimas diferencias
- disminuir la calidad del producto controlado, en aspectos no críticos
- lanzar nuevos envases (SKU) del mismo producto con menores cantidades y algún pirulo promocional que le permita cobrar más
- cambiar la distribución del producto controlado
- actuar en góndola, ubicando al producto controlado en posiciones de menor demanda
- vender el producto controlado a través de una empresa que no tenga sus productos controlados

Supongo que todas las empresas están haciendo algunas o todas de estas acciones

 
At 10:15 p. m., Blogger Ulschmidt said...

no controlan la inflación: controlan el índice de inflación. Estan peleando contra un polinomio mientras la realidad se les escapa.

 
At 9:37 a. m., Blogger Abuelo Económico said...

exacto, muy buen resumen del problema. Sin embargo yo no soy de los que creen que un poco de inflación es siempre malo. Estamos en un proceso de muy rápido crecimiento generado luego de una muy fuerte devalueta. Era esperable y hasta deseable en cierta medida. EL tema es que el remedio que están usando no se transforme en algo peor que la enfermedad misma.

 
At 12:33 p. m., Blogger il postino said...

En la ciencia maldita hay un link a un pequeño paper de dos pibes del Citi que analizan la distorsión creada en la medición de la inflación por los controles de precios. Tiene algunas simplificaciones pero muestran cuantitativamente el impacto de esta lucha contra el polinomio.

Que haya un poco de inflación nunca es un problema. Es el resultado natural de la tensión entre la oferta y la demanda en una situación de crecimiento, y refleja la incapacidad de ajuste instantáneo de la oferta a la demanda. Pero en el caso argentino, precisamente porque la oferta no tiene muchas ganas de crecer con las señales que da el gobierno, nos estamos comiendo inflación de más, y escondiendo bajo la alfombra tensiones inflacionarias. No conozco ningún caso en la historia en que la inflación escondida no termine apareciendo más tarde multiplicada por un factor importante

 
At 12:41 p. m., Blogger Abuelo Económico said...

voy a buscar el link del blog de Rollo.

En cuanto a lo segundo, qué linda es la "maldita ciencia" parafraseándolo. Coinicido, coincido contigo...la distorsión de precios relativos es cada vez más marcada y significa que estamos comprando un ticket ganador de futuros problemas de manera innecesara. Hay maneras graduales de ajustar donde el impacto en el índice sería bajo pero como estamos en una campaña presidencial adelantada...cualquier decisión sería se postergará.

 

Publicar un comentario

<< Home

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 2.5 License.