martes, agosto 15, 2006

Un problema: Oferta y Demanda Educativa

Hoy nos dice La Nación que sólo diez carreras atraen a más de la mitad de los estudiantes. De esas diez, seis corresponden a las tradicionales: Abogacía, Contador público, Psicología, Administración, Sistemas y Medicina.

Esta realidad se desarrolla en un contexto en el cual cada año se crean unos 200 títulos de grado.


No hay que ser un especialista en la materia para distinguir que claramente existen dos realidades en el mercado educativo. Por un lado la oferta crece a paso vivo mientras que la demanda permanece muy concentrada.

Se debe pensar que está realidad debe estar modificándose y las carreras tradicionales van perdiendo “share de mercado” pero esas 200 siguen pareciendo exageradas.

Si no existe estrategia país de largo plazo dudo que exista en el tema educativo. Es decir, estamos educando jóvenes a ciegas. No creo que sea un política correcta dirigir la demanda autoritariamente, pero si podría estimularse las carreras afines al desarrollo argentina y a su estrategia de cara al futuro.

Un caso típico de desatención ocurre en el sector agropecuario. La totalidad de la producción ocurre en lugares donde la universidad más cercana queda, al menos, a 100 km en el mejor de los casos. Pero el promedio está bien alejado de esa hipótesis conservadora. Asimismo, los colegios primarios y secundarios, las tecnicaturas y los colegios industriales ya no forman a los estudiantes como para que puedan ingresar al mercado laboral sin inconvenientes. Ello se refleja en la escasez de mano de obra calificada en muchas industrias relacionadas al agro, los llamados oficios por ejemplo.

Mirando hacia delante corresponde pensar si estamos estudiando y promoviendo el desarrollo de biotecnología, nanotecnología, proteómica, genómica, y todas las ciencias consideradas nuevas y que serán las que marquen la diferencia en un futuro no muy lejano.

8 Comentarios:

At 4:27 p. m., Blogger il postino said...

Abuelo, me quitaste el post de la cabeza!!!!!

Coincido con que hay una clara distorsión entre la oferta educativa y la demanda educativa. No estoy muy seguro que se deba, y estoy bastante seguro que no es fácil, incentivar "vocaciones", más allá de lo muy genérico (e.g. carreras técnicas). Primero, porque no creo que realmente sepamos qué vamos a necesitar a futuro. Segundo, porque el costo de equivocarse al "forzar vocaciones" no pasa por el costo de la educación sino por la frustración y subocupación de quienes van por carreras que luego nadie demanda. Tengo miedo de formar cientos de nanotecnólogos que luego terminen engrosando las filas de los laboratorios euopeos y americanos, como pasa con tantos físicos y biólogos argentinos

 
At 4:31 p. m., Blogger Abuelo Económico said...

Justamente por eso, Postino, es que pienso que antes deberíamos definir una estrategia país.

A) Dónde estamos?
B) A dónde queremos llegar?
C) Trabajemos en consecuencia.

Queremos agregar valor a nuestra agroindustria (52% de las expos totales) pero no formamos gente capaz de hacerlo. A eso me refiero.

 
At 5:20 p. m., Blogger Abuelo Económico said...

Creo que aca hay buena parte de una respuesta seria el tema educativo

http://www.lanacion.com.ar/cultura/nota.asp?nota_id=831289&origen=premium

 
At 10:33 p. m., Blogger Ulschmidt said...

Las carreras específicas a menudo se diseñan dentro de la Universidad, a veces copiadas de patrones externos, y no para responder a una demanda real del mercado laboral. Después tenés "Técnico terciario en producción textil de zonas áridas" al que ni su mamá le da trabajo. Debiera ocurrir otra cosa... las empresas, los organismos, los particulares, los egresados deberían recurrir a la Universidad pidiendo apoyo para áreas nuevas, debieran dictarse cursos, posgrados, especializaciones (acaso se puede ser profesional con lo aprendido hace 20 años? en este mundo?) respondiendo a esa nueva demanda y de repente la "nueva carrera" surge por sí sola, como una rama desprendida de otra.
Soy un iluso.

 
At 12:51 p. m., Blogger il postino said...

Siguiendo con el tema, me parece que la universidad en un pais de la escala de Argentina, debería enfocarse en carreras generalistas, y luego ofrecer especializaciones cortas que sean fáciles de montar y desmontar, que respondan a la demanda real de la sociedad en cada momento, a los cambios tecnológicos, etc etc etc

 
At 1:15 a. m., Blogger Mavrakis said...

Como conocedor del paño de Filosofía y Letras, he hecho campañas para concientizar al Ministerio de Educación de la importancia de privatizar las carreras humanísticas y reinvertir en aquellas profesiones que realmente aportan al desarrollo ya no del país, sino de la Humanidad: las ciencias duras y todas las ingenierías.

 
At 8:08 a. m., Blogger Abuelo Económico said...

mmm, mavrakis, no coincido con usted aunque reconozco que me ha dejado pensando...

Es una cuestión de presupuesto y de cómo se aplican esos fondos a nivel país, no creo que sea necesario redistribuir intra-facultades favoreciendo unas respecto de otras.

Cuánto dinero podría representar su idea? No creo que el suficiente y el costo de hacerlo es muy alto.

La educación pública gratuita es uno de los mayores logros que tiene Argentina pero como el sistema está realmente en problemas es necesario repensarla, pero sin pensar en dicho extremo.

 
At 5:24 a. m., Blogger 日月神教-任我行 said...

ssd固態硬碟 外接式硬碟 餐飲設備 製冰機 洗碗機 咖啡機 冷凍冷藏冰箱 蒸烤箱 External Storage Solid State Drives 關島機加酒 關島婚禮 關島蜜月 花蓮民宿 彈簧床 床墊 獨立筒床墊 乳膠床墊 床墊工廠 巴里島旅遊 巴里島spa推薦 巴里島機票 巴里島行程推薦 記憶體 情趣用品 情趣用品USB Flash Drives Memory Cards 產後護理之家 月子中心 坐月子中心 坐月子 月子餐 投資美國物業 美國租金報酬 美國房屋買賣 房地產投資說明會 美國房地產 美國置產須知 美國房屋物件 SD記憶卡 隨身碟 高雄當舖 高雄汽車借款 高雄機車借款 高雄房屋二胎貸款 高雄汽機車免留車 花蓮民宿

 

Publicar un comentario

<< Home

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 2.5 License.