martes, abril 14, 2009

Acerca de la reducción de impuestos y la equidad

Supongan que todos los días 10 hombres se reúnen en un bar para charlar y beber cerveza. La cuenta total de los diez hombres es de $100. Si ellos pagasen la cuenta de la manera proporcional en que se pagan los impuestos en la sociedad de un país, la cosa sería más o menos así, de acuerdo con la escala de riqueza e ingresos de cada uno:
Los primeros 4 hombres (los más pobres) no pagan nada.

El 5º paga $1.

El 6º paga $3.

El 7º paga $7.

El 8º paga $12.

El 9º paga $18.

El 10º (el más rico) paga $59.

Entonces, eso es lo que decidieron que harían en adelante, todos se divertían, y estaban de acuerdo con el acuerdo entre ellos. Hasta que un día, el dueño del bar les metió en un problema: “Ya que ustedes son tan buenos clientes,” les dijo, “Les voy a reducir el costo de sus cervezas diarias en $20. Los tragos desde ahora costarán $80.”

El grupo quiso, sin embargo, seguir pagando la cuenta en la misma proporción que lo hacían antes, de modo que los cuatro primeros siguieron bebiendo gratis. La rebaja no les afectaba en absoluto. ¿Pero qué pasa con los otros seis bebedores, los que realmente pagan la cuenta? ¿Cómo debía dividir los $20 de rebaja de manera que cada uno recibiese una porción justa?

Calcularon que los $20 divididos en 6 eran $3,33. Pero si restaban eso de la porción de cada uno, entonces el 5º y 6º hombre estarían cobrando para beber, ya que el 5º pagaba antes $1 y el 6º $3. Entonces el barman sugirió que sería justo reducir la cuenta de cada uno por aproximadamente la misma proporción, y procedió a calcular la cantidad que cada uno debería pagar:

El 5º bebedor, lo mismo que los cuatro primeros, no pagaría nada (100% de ahorro).

El 6º pagaría ahora $2 en lugar de $3. (se ahorra 33%)

El 7º pagaría $5 en lugar de $7. (se ahorra 28%).

El 8º pagaría $9 en lugar de $12. (se ahorra 25%).

El 9º pagaría $14 en lugar de $18. (se ahorra 22%).

El 10º pagaría $49 en lugar de $59 (se ahorra 16%).

Cada uno de los seis pagadores estaba ahora en una situación mejor que antes. Y los primeros cuatros bebedores seguirían bebiendo gratis, y un quinto también. Pero, una vez fuera del bar, comenzaron a comparar lo que estaban ahorrando.

“Yo sólo recibí un peso de los $20 ahorrados,” dijo el 6º hombre. Señaló al 10º bebedor y dijo: “Pero él recibió $10!”

“Sí, es correcto,” dijo el 5º hombre. “Yo también sólo ahorré $1. Es injusto que él reciba diez veces más que yo.”

“Verdad!!,” , exclamó el 7º hombre. “¿Por qué recibe él $10 de rebaja cuando yo recibo nada más que $2? Los ricos siempre reciben los mayores beneficios!”

“Un momento!”, gritaron los cuatro primeros al mismo tiempo. “Nosotros no hemos recibido nada de nada. El sistema explota a los pobres!”

Los nueve hombres rodearon al 10º y le dieron una paliza.

La noche siguiente el 10º hombre no acudió a beber, ya que se fue a beber a un ambiente mas amigable, de modo que los nueve se sentaron y bebieron sus cervezas sin él. Pero a la hora de pagar la cuenta descubrieron algo inquietante:

Entre todos ellos no juntaban el dinero para pagar ni siquiera LA MITAD de la cuenta.

Para quienes comprenden, no es necesaria una explicación.

Para quienes no comprendieron, no hay explicación posible.

(Autor desconocido)

Etiquetas:

20 Comentarios:

At 4:09 p.m., Blogger raft said...

comentario hinchabolas:
fijate que en el segundo arreglo no redondeaste ninguno y suman $79.
Que pasaría con un arreglo
8vo: 8
9no: 15
10mo: 57
para el pago (varios pasan a no pagar nada y el ahorro de los que pagan es menor según el decil).

- Si la protesta empieza igual, con los que no pagan nada puteando, todo se vuelve a desarmar.
- En cambio, la protesta desde lo que siguen pagando por el beneficio al más rico ya no corre.
- El tema es si el mas rico acepta bancar a 7 borrachos y pagar 57/80 avos de la cuenta.

 
At 4:40 p.m., Blogger El Contrera said...

Pero clarooooo, que vivan los ricoss!!!!!! Que sin ellos nadie pagaría nuestra fiesta. Viva la acumulación de riqueza en pocas manos, muerte a la distribución de la riqueza!!!!
Y que ignorante y salvaje es la gente pobre, que el pobre rico (que contradicción jep) tuvo que huir a un lugar más amigable, más civilizado, de gente como uno...

Sabe que, yo pienso exactamente lo contrario, que la fiesta la suelen pagar los pobres (IVA). Se olvidó de aclarar en el ejemplo que los 9 pobres trabajaban para el rico, y que sin ellos el rico no llegaría ni a pagarse los cordones de sus zapatos.
Malisimo su ejemplo, entiendo su punto, de verdad, pero encierra tanta discriminación entre lineas, hasta en la mismísima conclusión final avala la exclusión.
Saludos cariñosos!!!

 
At 5:00 p.m., Anonymous Anónimo said...

La solucion para contrera es obligar al rico a ir siempre a ese bar, la solución K.

 
At 5:11 p.m., Blogger Estudiante crónica said...

la metafora estado = bar me parece mala, pero vot a respetar la premisa.

el duenho del bar nunca te baja los tragos a cambio de nada. baja la calidad de la cerveza, o la seguridad del local, o algo. y los que se ahorra un dolar pueden pensar "ah, pero para ahorrarme un dolar preferia seguir recibiendo el mismo servicio y pagar un dolar mas" al que se ahorra 10 dolares -y puede contratar seguridad privada, o comprar mejor cerveza- la cuenta tal vez le de distinto.

Sobre el final: fantastico. se va a otro bar, levantan una pared para no dejar pasar a los otros, y si los otros se quejan les dice "resentidos" y pide "mano dura" para los que entran - a pesar de la pared- a robar billeteras. it is already happening!

 
At 5:36 p.m., Blogger Ana C. said...

Bueno, así se pagan los impuestos en Dinamarca, no en Argentina. Cuando ése sea el caso, vale el cuento. Por ahora está lejos, lejos de aplicarse.

(y a los daneses ni se les ocurriría pegarle una paliza al rico en el caso de la rebaja, porque saben bien lo que vale. Cuando los ricos paguen impuestos en Argentina, probablemente sea lo mismo).

 
At 5:55 p.m., Anonymous Anónimo said...

No dice que sea para Argentina, además aplica para todos los países.

Es moooooy bueno.

 
At 8:56 p.m., Blogger Andrés said...

Abuelo,

La falacia reside en suponer que todos reciben el mismo servicio por tarifas diferenciadas.

Si lo queremos aproximar a la realidad , habría que decir que a los que beben gratis le toca la ginebrita más berreta, mientras que al más rico le toca el whisky escocés.

Con esto voy a que el pago de impuestos suele estar asociado al nivel de ingresos (dejando de lado al IVA), y a su vez el nivel de ingresos a un nivel de consumo al cual el pobre no accede.

Por todo eso, la historia desnuda una visión muy parcializada de la realidad (muestra lo que al rico le molesta, esto es, el pago de impuestos, ignorando la realidad de la diferenciación de los ingresos).

Saludos,

Andrés

 
At 9:27 p.m., Anonymous Charrua said...

Abuelo, digame que pais/bar es ese, donde los pobres no pagan impuestos, que me mudo allí enseguida. En el país donde vivo, los pobres pagan, en proporción a su ingreso, más impuestos que los ricos (y sospecho en Argentina debe ser bastante así, también).

 
At 9:45 a.m., Blogger Natalio Ruiz said...

Andrés

Piense en un bien público como la defensa nacional. Absolutamente todos, tanto ricos como pobres, reciben lo mismo de ella de parte del Estado.

Saludos,

Cosas que Pasan - Supuestos y algo más

 
At 10:49 a.m., Anonymous Anónimo said...

Este chiste sobre la distribuciòn me recuerda que el año pasado devolverìa la afip la diferencia de ganancias pagadas sobre la antigua base, ahora los dejo porque voy por ella.

 
At 10:53 a.m., Anonymous Carlos said...

Mmmm, este es el problema de las sutilezas. Creo que usted nos tiene acostumbrados a mejores argumentaciones. Saludos !

 
At 12:54 p.m., Anonymous Anónimo said...

Abuelo, completamente out of topic.
Sabe donde consigo precios q se le pagan al productor de maiz, trigo y soja?
El tema es q me comentaron q hay mucha distorsion en maiz y trigo por el tema del cupo de exportacion, por lo q el "costo" de poder exportar se lo trasladan al productor. En cambio en el caso de la soja se paga más q lo q se deberia según el FAS por la poca oferta. Sabe algo de esto? Precios realeas q se esten pagando por tonelada?

Sdos,

Bendita

 
At 12:54 p.m., Blogger Andrés said...

Natalio,

La defensa nacional es muy poco relevante ante otros servicios públicos como asfaltado, salud pública, educación, justicia, etc.

Saludos,

Andrés

 
At 12:57 p.m., Blogger Abuelo Económico said...

Bendita, mire los precios camara y los orientativos que publican las Bolsas.

También recorra los sites de las corredoras que algo tienen.

Y sí, sus premisas son correctas.

Saludos

 
At 1:46 p.m., Anonymous Anónimo said...

Para los que dicen que en Argentina no se pagan impuestos como en Dinamarca les recuerdo que yo pago:

IVA incluyendo intereses de prestamos: 21%, Ganancias 33%, Bienes personales 1%, ABL y Patente, Impuesto sobre los combustibles, contribuciones varias sobre los servicios para financiar obras quien sabe donde. No cuento las contribuciones a la seguridad social porque no deberian ser impuestos sino ahorro, pero visto los manejos recientes del ANSES tal vez haya que ponerlos.

Claro, tal vez la diferencia es que en Dinamarca "TODOS" pagan los impuestos, aqui solo los boludos.

 
At 6:30 p.m., Anonymous Mauro said...

Abuelo. sin animo de ofender. A veces usted da asco.

 
At 10:59 p.m., Blogger rene orlando said...

Abuelo, da toda la impresión de que Ud. escribe después de empinar el codo con cerveza!

 
At 10:44 p.m., Anonymous Anónimo said...

Una versión alternativa del cuento, para pensarlo desde otra perspectiva:
Supongan que todos los días 10 hombres se reúnen en un bar para charlar y beber cerveza. La cuenta total de los diez hombres es de $100. Si ellos pagasen la cuenta de la manera proporcional en que se pagan los impuestos en la sociedad de un país, la cosa sería más o menos así, de acuerdo con la escala de riqueza e ingresos de cada uno: Los primeros 4 hombres (los más pobres) no pagan nada. El 5º paga $1. El 6º paga $3. El 7º paga $7. El 8º paga $12. El 9º paga $18. El 10º (el más rico) paga $59. Entonces, eso es lo que decidieron que harían en adelante, todos se divertían, y estaban de acuerdo con el acuerdo entre ellos. Hasta que un día, el dueño del bar les metió en un problema: "Ya que ustedes son tan buenos clientes," les dijo, "Les voy a reducir el costo de sus cervezas diarias en $20. Los tragos desde ahora costarán $80".
El grupo reflexionó durante unos minutos, y llegó a un acuerdo. El dinero fue entregado a los que eran tan pobres que ni siquiera podrían darse el gusto de invitar a sus amigos con una cerveza. Los amigos más pobres trabajaban tantas o más horas que los que tenían dinero sobrante como para invitar a sus amigos con cerveza, pero, a diferencia de ellos, no podían comparse una casa, veranear, ir a conciertos, comparar libros ni medicamentos caros, mientras que los que contaban con dinero suficiente como para invitar con cerveza no tenían obstáculos económicos para hacer ninguna de estas cosas. Sin duda, pensaron, ese es el mejor destino que podemos darle al dinero. Los cuatro amigos pobres lo agradecieron y los lazos de amistad fueron mucho más sólidos entre ellos a partir de ese momento. Cuando prima la solidaridad no hay violencia y la amistad no sólo continúa sino que se fortalece. Para quienes comprenden, no es necesaria una explicación. Para quienes no comprendieron, hay muchas explicaciones posibles, y el grupo de amigos con gusto podrá brindárselas.

 
At 11:15 a.m., Blogger Mr. Arturi said...

Abuelo, soy un seguidor del blog. Pero me permito comentar aquí que el ejemplo es bastante traído de los pelos.
Por empezar, si el rico empieza a tener problemas con los amigos, los que se van del bar son los amigos.
Además en la vida real hay que ver cuanto pagan los ricos proporcionalmente, si es que pagan.
De todos modos, insisto, el blog está muy bueno.
Saludos

 
At 2:00 p.m., Anonymous Anónimo said...

El ejemplo es muy bueno. lástima que la mayoría son muy mediocres para entenderlo.
Mientras el 40 ó 50 % de la población recibe todo de arriba, los demás le pagan la fiesta a estos vagos, que encima de tener estas facilidades, todavía se dan el lujo de protestar y quejarse.

 

Publicar un comentario

<< Home

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 2.5 License.