jueves, noviembre 20, 2008

Se prohibe toda forma de publicidad (salvo la propia). Mensaje p/ G. Moreno

Si señores, la publicidad es nefasta. Direccionan nuestro consumo y nos llevan a desear bienes y servicios que no necesitamos. Nunca deberemos olvidar que el consumo debe estar orientado a cubrir las necesidades básicas de la población y no a la satisfacción de los deseos, originados por factores externos provenientes del capitalismo.

Al menos así se piensa en Venezuela. Ante la galopante falta de productos en góndola originada en precios regulados irrisorios, nada mejor que restringir el consumo: muerto el perro se acabó la rabia, no?

Veamos algunas definiciones de Eduardo Samán, presidente del Instituto para la Defensa a las Personas en el Acceso a Bienes y Servicios de Venezuela:

- En el socialismo del siglo XXI, el consumo debe estar en sintonía con el nuevo modelo económico que construye el Gobierno bolivariano, pues al haber nuevas formas de producción también deben haber nuevas formas de consumo.

- Debe construirse una nueva doctrina de cómo será el comportamiento de los venezolanos ante el consumo, la cual debe estar orientada a cubrir las necesidades básicas de la población y no a la satisfacción de los deseos, originados por factores externos provenientes del capitalismo.

- Hay una serie de elementos en el sistema económico capitalista que incita a comprar y hace creer que las cosas que tenemos ya no nos sirven cuando en realidad satisface nuestras necesidades. Las empresas promueven la obsolescencia programada de los bienes para incitar al consumo.

- Debemos evaluar si de verdad es necesario que se hagan tantas cuñas para vender un champú o si el Metro de Caracas debe estar empapelado de publicidad como está ahora, porque eso es contaminación visual. Hay que controlar la publicidad y no prohibirla".

- La clave es replantear contenidos publicitarios y destinar la sobreinversión que hacen las empresas para vender a la promoción de valores para la sociedad, pues antes que ser consumidores somos ciudadanos.

- Lo ideal es que en el país se consuman productos y bienes cuyas materias primas se produzcan en Venezuela. En el caso de los alimentos, indica que los hábitos de consumo no han sido espontáneos sino impuestos, producto de la influencia extranjera en el país.


Bueno, cuando parece que todo va mal, es evidente que se puede seguir descendiendo...


Fuente: Diario el Universal, Venezuela

Etiquetas: , , ,

9 Comentarios:

At 10:06 a.m., Anonymous Anónimo said...

Abuelo, es todo joda esto. Se acuerda del plan "comé queso" de Moreno (como prohibió la exportación se acumularon stocks que quizo vender en el mercado interno). Hoy la Nación anuncia su fracaso
http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1072045

No se puede ir contra todo.

 
At 10:18 a.m., Blogger TuteC said...

Uy! Ahora necesito distinguir cuáles de mis deseos no son necesidad básica, y cuáles sí! Me lo dirán por publicidades oficiales?

 
At 11:58 a.m., Blogger Coki said...

Supongo que aquello de no desear cosas innecesarias se refiere a pavadas como... comida.

Sería interesante que entraran a la casa de Chávez de improviso y vieran qué cosas ha adquirido el líder de la revolución.

Se me ocurre que es más fácil mostrar las imágenes de un verdadero líder que andar hablando tanto.

Coki

 
At 2:20 p.m., Blogger sin dioses said...

Gorilones: la publicidad callejera se esta regulando en todo el mundo, esto no es solo chavez, en el mismo rosario, hay un plan para sacar publicidad en carteles que tomen la linea de la calle, asi tambien se prohibio la publicidad en areas de puentes, tuneles, que obstaculicen y distraigan.

Ud tambien tendrian que sacar esa publicidad horrible de mercado libre cada vez que uno hace click en el blog.

 
At 3:56 p.m., Blogger Miguel A. Mastroscello said...

Sin dioses:

Por favor, no nos tome el pelo, que a algunos lectores de este blog ya nos escasea demasiado: lo que Ud. dice de Rosario y que ocurre en muchas otras ciudades de nuestro país y del mundo, es bien distinto de este desvarío bolivariano.

Los centros comerciales a cielo abierto, por citar un caso, tienen estándares para evitar la contaminación visual y favorecer el desplazamiento de los transeúntes, sin pretender por ello distinguir entre las necesidades basicas y los deseos...

Aunque reconozco que Cuba es un buen ejemplo del exito que pueden alcanzar estas concepciones: allí la gente está encantada de hacer colas para conseguir sus diez libras de vianda sin tener que soportar una publicidad distorsiva. Sugiero visitar el blog de Yoani Sánchez y leer, por ejemplo, el post que está en http://desdecuba.com/generaciony/?p=500

Saludos,

 
At 5:10 p.m., Anonymous Anónimo said...

Es que ya lo dijo Cernuda: El deseo es un reino tan triste...

Me pregunto si las frapperas de plata de los hoteles porteños entran dentro de las necesidades básicas o será que la comitiva bolivariana se las lleva por culpa de un deseo artificial producto de su contacto con el mundo capitalista.

Charito

 
At 8:19 p.m., Anonymous Umbrella said...

La verdad, no me parece tan loco pensar políticas estatales, propaganda, si prefieren llamarlo así, que cuestionen o que no incentiven el consumo como única forma de poder ejercer la ontología.

Estaría muy bien que lo hicieran los países europeos, así tal vez les quede tiempo (el que se ahorren de no haber ido al sopping) para pensar cómo cerrar sus fronteras de modo más eficiente.

 
At 10:16 a.m., Anonymous Anónimo said...

Lo mas terrible de este post es ver que hay dos lectore de acuerdo con el!!. Venezuela no te desesperes allá vamos.

 
At 11:44 p.m., Anonymous Anónimo said...

George Orwell, "1984", ladri-estalinismo en versión de realismo mágico, exhuberancia "irracional" de las mentes calenturientas del caribe. El Chavo corta clavos con los dientes huevos con el default de su amigo El Rafa del Ecuador. Amigos son los testículos y siempre se golpean.....

 

Publicar un comentario

<< Home

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 2.5 License.