jueves, marzo 19, 2009

Mercado de trabajo IV Trim

Tenía impreso en mi escritorio los últimos datos del INDEC sobre el mercado de trabajo. Pero, Mesa de Enlace va - Mesa de Enlace viene, no tenía tiempo de leerlo.

Tuve suerte, Luciano Laspina, desde el Banco Ciudad, envió un análisis al respecto. Veamos sus conclusiones principales:

Las cifras oficiales de desempleo del cuarto trimestre de 2008 dejaron un dato político inquietante y algunos resultados intrigantes. El dato político central es que el desempleo bajó en todo el país con la importante excepción de los partidos del Gran Buenos Aires, un distrito clave para las próximas elecciones legislativas. El dato sorprendente lo aportó la creación de puestos de trabajo (casi 200.000 nuevos empleos) en un trimestre afectado por la desaceleración de múltiples sectores y la contracción de varios otros.

El dato deja una incógnita difícil de responder: ¿qué sectores generaron tamaña expansión del empleo? La respuesta no puede encontrarse en la construcción, que cayó -8% t/t en el cuarto trimestre y destruyó 19.000 puestos de trabajo en el segundo semestre. Tampoco en la industria manufacturera, cuya actividad cayó entre -1.5% t/t (según INDEC) y -5% t/t (según FIEL) en ese trimestre y fue el primer sector en anunciar despidos y suspensiones. Mucho menos la cadena agroalimentaria, aunque resulte una obviedad. Tampoco el sistema bancario ni el sector comercial. Y a esto se suman los despidos en la desaparecida industria de AFJPs.

Es evidente que ha habido otros sectores (no relevados en esta pequeña muestra) cuya expansión ha sido extraordinaria para todos los estándares razonables.

La paradoja de fuerte creación de empleo en un escenario de franca desaceleración quedó plasmada en el salto de que verificó la elasticidad empleo-producto, un parámetro fundamental para medir la intensidad laboral del crecimiento. La elasticidad -que venía en franca disminución desde que el desempleo cruzó la barrera del dígito- promedió un 0.2 en los primeros 3 trimestres de 2008 y aumentó a 0.5 en el último trimestre y superó el promedio de los últimos dos años (0,37). Se trata de un rebote sorpresivo, que acerca la intensidad laboral del crecimiento a los mejores momentos de creación de empleo a la salida de la devaluación.

Etiquetas:

2 Comentarios:

At 3:36 p.m., Blogger FT said...

Ya no vale la pena gastar tiempo en analizar estos datos del INDEC. Hasta la prudente UIA ya informa números distintos de producción industrial "usando la misma metodología del INDEC". Y la asociación de empresas de la construcción "Construya", también de bajo perfil político, en su último comunicado mostró como, desde hace unos meses, su índice se alejó violentamente del que informa el INDEC.
Por ahora, todavía se supone que podemos creer en los datos de comercio exterior y, desde la AFIP y Sec de Hacienda, los números fiscales. POR AHORA.

 
At 9:49 p.m., Blogger Abuelo Económico said...

tiene razón FT, no vale la pena. Y son buenos sus datos sobre los otros índices más creíbles. Gracias. Saludos

 

Publicar un comentario

<< Home

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 2.5 License.