viernes, diciembre 01, 2006

Críticas que van al corazón

Generalmente existe consenso entre los economistas sobre (casi) todo. Al menos entre aquellos que están en la torre de marfil. Esta torre puede ser internacional o la de cabotaje pero cada una tiene sus exponentes, son los economistas del Olimpo.

A ninguno que esté en el Olimpo le conviene diferenciarse mucho, quedaría expuesto, sería diferenciable, marcable. Un riesgo enorme. Se me ocurren dos opciones: (1) de ser cierta una postura diferencial lo llevará a generar celos, burlas, chicanas y todo tipo de mecanismos que licúen su logro, y adicionalmente no podrá subir más alto en la torre de marfil; (2) de ser falsa, se caerá de la torre de manera estrepitosa y dificilmente vuelva a integrar el selecto grupo. Será un economista más.

Ello implica que existen pocos incentivos para marcar la diferencia en el análisis económico. Se ve en Argentina, pero también en todo el mundo.

Mirar el REM (BCRA) basta para darse cuenta, o directamente tomarse un día semanal únicamente para leer todos los informes de coyuntura de estos olimpos para entender mejor la idea: nadie dice nada distinto.

Entonces...¿qué le pasó a Prat Gay?

En Argentina tenemos varias frases que quedaron para la historia, algunas como verdades irrefutables. Un ejemplo es "la exitosa negociación de la deuda". Nadie lo discute hoy en día. Hablar de la deuda sin escribir esa frase es "estar out". Y, sin embargo, Alfonso escribe una nota impresionante donde demuestra justamente lo contrario.
Nos peleamos con todo el mundo y quizá terminemos pagando a nuestros “derrotados” más de lo que ningún otro país haya pagado por deudas vencidas, aun en situaciones menos acuciantes que la nuestra. Por lo menos uno de estos dos costos –sea la pérdida de la reputación o los pagos excesivos– debería haberse evitado.
Eso viene acompañado de los números que lo justifican.

Me siento halagado aunque confirma mi poco manejo de los temas de la deuda. Como no soy del olimpo simpre critiqué el proceso de reestructuración realizado pero nunca pude justificar mi posición de manera tan clara. Pero tenía el presentimiento...el olfato económico me sigue funcionando.

Etiquetas: ,

4 Comentarios:

At 9:29 a. m., Anonymous fede said...

si alfonso es lo mas de lo mas siempre con un pensamiento medio heterodoxo pero con justificaciones.
aparte teniendo todo en londres se la planto aca en el 2002 y ya en ese momento decia pidamos mas quita y cerremos rapido
y para colmo tiene pinta y un aire UCA boy que como candidato por la ciudad robaria creo yo.
era increible cuando vino maxima y lo fue a saludar por que fue profesor de ella
tiene un fondo ahora no?

 
At 9:37 a. m., Blogger Elemaco said...

Pero parece darle poca importancia al caracter contingente de ese pasivo...
si nos va bien, se paga, si nos va mal, se paga menos

La virtud del canje tal vez no está en el "ahhh, cagamos a los gringos" sino en alargar los plazos (que baja el Valor presente), volver los pagos contingentes a la coyuntura (que suaviza la relacion fiscal de la deuda) y conseguir una quita nominal cuando era posible...

Y todo eso con un costo de reputacion MUUUY BAJO....¿o no nos estan prestando ya? y eso que ahora tenemos controles.

siendo optimista una puede verlo como el camarero que no te sirve otra copa porque insultaste a su madre (aunque por lo que tenes entendido, la madre lo tiene algo merecido).

 
At 7:19 p. m., Blogger Miguel Olivera said...

Lo siento Abuelo pero la nota de APG está mal, muy mal, desde el punto de vista técnico. Mi explicación en:
http://olivera.blogspot.com/2006/12/volvi-prat-gay.html

Vos mismo desculaste después lo que puede ser su motivación.

 
At 4:46 p. m., Blogger Abuelo Económico said...

Miguel, no me quiero adelantar, pero en breve tendremos novedades sobre el "cálculo-Prat Gay"

 

Publicar un comentario

<< Home

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 2.5 License.