jueves, diciembre 14, 2006

Concentración de bajo valor unitario

El cuadro que sigue a continuación expone las cifras de exportación por monto y por toneladas del año 2005.



Surge claro el efecto soja (elaboración de aceites y grasas de origen vegetal....). Esta categoría explica el 85% del volumen pero sólo el 59% del valor exportado.

En monto es seguido por la carne con el 14% siendo sólo el 2,6% del volumen. Es decir que esta categoría en valor multiplica en más de 10 veces su volumen exportado. Ello significa que el precio promedio al que accede es notablemente superior al promedio de las exportaciones de la industria de alimentos y bebidas.

Los otros sectores que multplican fuerte su valor respecto del volumen son pescados (del cual no me voy a referir por desconocimiento personal) y frutas, legumbres, hortalizas y lácteos.

El cuadro muestra de manera cruda como las políticas que está llevando el actual gobierno favorecen las exportaciones de bajo valor unitario (promoviendo indirectamente la soja) al tiempo que desfavorece fuertemente aquellas ramas que acceden a muy buenos precios promedios respecto de la tonelada exportada (Moreno mediante).

Este dilema no se resuelve liberando el mercado de un día para el otro ya que con las distorsiones existentes puede ser peor el remedio que la enfermedad. Pero sin dudas que debería pensarse una estrategia agropecuaria, una verdadera política agropecuaria, que fomente la oferta de estas cadenas de mayor valor para poder abastecer normalmente el mercado interno al tiempo que crecen estas toneladas exportadas.

Estos productos, a su vez, son más intensivos en mano de obra respecto de la soja y su industria, lo que provocará una mejora en el nivel de ingresos, una reducción de la pobreza y el fortalecimiento de las distintas economías regionales.

Incrementar el valor promedio de la tonelada exportada fomentando la mayor oferta de estos productos resulta entonces fundamental si lo que se quiere es salir del circulo vicioso mercado interno/mercado externo, promoviendo al mismo tiempo la sustentabilidad de la producción local en productos altamente competitivos y el fortalecimiento de la recaudación fiscal y del superávit comercial.

Etiquetas: , , ,

7 Comentarios:

At 12:20 p. m., Blogger Elemaco said...

Abuelo!!!!

¿Esta midiendo el valor agregado en Kilos?

mmmm

¿Y si exportamos un reactor nuclear que resulta pesa menos?

¿y como se mide el peso de, digamos, el software? ¿En el peso de los cds?

¿Y el turismo? ¿Pesamos a los tipos cuando llegan a ezeiza o bajan del crucero?

Sabra disculpar la ironia, es que hoy me levante de buen humor

 
At 12:35 p. m., Blogger Abuelo Económico said...

Elemaco, el valor agregado naturalmente no se mide en kilos.

Pero si podemos asumir que dentro del rubro alimentos y bebidas (por lo que el reactor nuclear, el software y todos sus ejemplos quedan descalificados) a más commoditie se asemeja un producto la exportación es "bulk", a bajo precio por tonelada y, su inversa, a más diferenciado es un producto, se lo exporta a un mayor precio por tonelada.

Ese es el punto. En vez de promover la exportación de containers con cortes de carnes caros al restaurant europeo que lo pagué más o buenos quesos al país que más lo valore, vendemos harina de soja en buques graneleros totalmente comodiditizado.

Ese es el punto. La valoración precio promedio de la tonelada exportada es un indicador sencillo para entender el grado de elaboración con que se exportan nuestros productos.

Voy a buscar el mismo dato (sólo para la industria de alimentos y bebidas) de Chile, NZ y Australia, por ejemplo, para comprender la diferencia de la que hablo.


Igualmente el análisis puede emplearse, con ciertos reparos, incluyendo reactores y software. El reactor pesará mucho, pero su valor es muy alto por lo que favorecerá el incremento del precio medio de las expos. ¡Exportar servicios ni le cuento, sólo agregan precio porque no pesan nada! Un lujo.

 
At 12:36 p. m., Anonymous Anónimo said...

Exportamos suelo ( y regalamos mano de obra y valor agregado al exterior). Pero si cometemos el pecado de transformar esa materia prima en proteínas de mayor valor (carne, leche) seremos castigados por la política actual. Una belleza.
Ulschmidt

 
At 3:52 p. m., Anonymous Anónimo said...

Creo que el gran tema a discutir en la era K es si creemos que vamos a poder tener, sostenidamente, precios internos totalmente desalineados con los internacionales. Pienso en combustibles, energía, ahora carne, trigo, tal vez maíz... Entonces, el problema no es "abastecer adecuadamente el mercado interno", sino como lograr hacerlo a precios mucho bajos que los de exportación. Con unos pocos productos quizás se podría, con costo fiscal, pero si vamos a seguir agrandando la lista, esto no va a andar...
FT

 
At 3:57 p. m., Blogger Abuelo Económico said...

FT creo que en su frase está su opinión, no? Usted, creo yo, piensa que no es posible y no me equivoco demasiado si pienso que muchos pensamos así. Creo que el mismo gobierno piensa así sólo que ellos están en una lógica política, lo cual es obvio, y nosotros estamos en una lógica económica.

Van a aguantar hasta tanto se den cuenta que pueden mantener la actual estructura de precios. A medida que los sectores vayan demostrando que "no pueden más" se les irá permitiendo acomodarse.

Creo que la verdadera pregunta es si eso último es posible. Si se puede manejar así una economía.

 
At 8:38 p. m., Blogger Mariano T. said...

Lo que se buscará producir son los productos que no figuren en el IPC.
Así de simple.

 
At 9:13 a. m., Anonymous Anónimo said...

satamente, para que tener lio?

 

Publicar un comentario

<< Home

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 2.5 License.