martes, enero 23, 2007

El despegue exportador argentino, ¿es tal cosa?

Ayer el INDEC difundió los datos anuales de intercambio comercial y todos los diarios dieron muestras del récord histórico alcanzado.

Felisa feliz cenó perdiz.

Veamos con algo más de detalle los números.

1) El incremento en las exportaciones se debió a dos factores: alza en las cantidades y alza en los precios, ambos efectos tuvieron el mismo peso (50 y 50).

Los términos del intercambio se encuentran en su valor récord histórico donde gran parte del empuje del último mes se debió al complejo sojero. En otras palabras, la alegria no es sólo brasilera.

2) Existe cierta desaceleración en las exportaciones totales: entre 2004/05 las cantidades exportadas crecieron un 15% mientras que en 2005/06 el crecimiento fue de la mitad: 7%.

3) Las importaciones siguen creciendo a una tasa superior que las exportaciones (19 vs 15%). Esto es normal y esperable en todo proceso de fuerte crecimiento e inclusive puede ser positivo si las impos fomentan incrementos de expos futuras (por ejemplo importando bienes de capital, insumos para elaborar y exportar manufacturas, etc.).

Pero debe detallarse que el incremento de las exportaciones de manufacturas apenas alcanzan para recuperar algo del terreno perdido de los últimos años en el share mundial, pero aún continúa muy por debajo al nivel logrado en 1998.

Inclusive si se consideran las exportaciones acumuladas desde el año 2002 (dónde sólo Argentina devaluó), a nivel de latinoamérica sólo presentamos un nivel superior a Cuba ya que todos los demás países han logrado un mejor ritmo de crecimiento exportador. Por supuesto que a determinados países lo ayudan sobremanera la mejora de los precios pero, como vimos, a nosotros también.

4) Se nota cierto optimismo por el empuje de las exportaciones industriales. Yo también sería optmisita si éste fuera tal. Pero en realidad las Manufactura de Origen Industrial sólo ganan dos puntos porcentuales respecto del resto de las exportaciones y, dentro de las MOI, hay un importante componente de piedras, mentales preciosos, monedas y metales comunes.

5) Las agroindustrias siguen exportando muy fuerte: 52% del total exportado.

6) Las exportaciones de combustibles y energía, aún con importantes caídas en términos de cantidad, siguen mostrando valores positivos gracias a los formidables precios del 2006.

Conclusión: un panorama mix que no permite grandes festejos a nivel interno ni externo. A modo local ya que la dinámica exportadora no se muestra lo sólida que hubiese esperado luego de cuatro años de una fuerte devaluación y con un dólar aún alto en términos reales ya que el pass-through a precios no se comió la ventaja competitiva temporaria lograda. Tampoco el festejo a nivel externo porque los países vecinos, sin necesidad de devaluar sus monedas, lograron mejores tasas de crecimiento en sus exportaciones.

Etiquetas: , , , ,

4 Comentarios:

At 10:10 a. m., Anonymous leamermen said...

justo termine hace poco un paper sobre el despegue exportador.
Las expos crecieron muy poco comparadas con otros paises en la region, como share de las expos mundiales seguimos en los mismos niveles (bajisimos) de los 90s (0.4%), la canasta de exportacion sigue estando muy concentrada en pocos productos, el contenido tecnologico y la diferenciacion son escasas, y las 'nuevas' expos a la Rodrik estan muy concentradas en sectores poco sofisticados. Esto en una mirada historica y de mas largo plazo.
Ademas, el tipo de cambio alto no hace mas que reforzar la especializacion tradicional argentina y al mismo tiempo desestimula la incorporacion de nuevas tecnologias.
Los saltos exportadores con mejoras de calidad (diversificacion y diferenciacion) se dan solo si la competitividad precio es complementada con mejoras no precio vinculadas sobre todo a la productividad, la inversion de calidad sobre todo en los sectores transables (no ladrillos) y a un marco de incentivos estables y previsible en el mediano plazo (de fiscal pero tambien de politica comercial externa, lease retenciones y demas).
Quiza en esto ultimo, se encuentre la respuesta de esta performance no tan prometedora cuando se la mira de cerca sobre la que reflexiona el Abuelo.

 
At 3:51 p. m., Anonymous pugliese said...

Leyendo el artículo del Abuelo y el comentario respectivo me surgen algunas preguntas y reflexiones:
Los países cuyas exportaciones crecieron más que las Argentinas, crecieron tanto como la Argentina?

¿Qué países no devaluaron sus monedas? Brasil? ¿o quizá fueron otros más pequeños cuyas exportaciones están aún más concentradas que las argentinas en commodities que hoy gozan de precios espectaculares?
Y, amigo, leamermen... ¿de su afirmación de que "el tipo de cambio alto refuerza la especializacion tradicional argentina y desestimula la incorporacion de nuevas tecnologias", se sigue que cuando tuvimos tipo de cambio bajo sí pudimos diversificar nuestro patrón exportador e incorporar tecnología para potenciar la competitividad externa de nuestro país?? Le admito que un tc alto no es condición suficiente para un desarrollo dinamicamente interesante de las exportaciones... pero sin un dolar caro, los esfuerzos en este sentido. Más teniendo en cuenta que cualquier inversión es cara cuando cuando su rentabilidad es baja, aunque los caprichos de la política cambiaria haga que valga unos pocos pesos.

 
At 11:17 p. m., Blogger Abuelo Económico said...

leamermen, si tenés en formato digital el paper de Rodrik pasamelo por favor asi lo cuelgo de la biblioteca.

pugliese: respondo rápido a) no. Tampoco cayeron tanto. b) no devaluaron desde el 2002 dice el post. c)la competitividad no debe basarse en tc alto.

 
At 9:58 p. m., Blogger il postino said...

El sueño de que devaluando va a mejorar estrucutralmente nuestro mix exportador es solo eso, un sueño.

Solamente exportaremos mas manufacturas de origen industrial genuinas (y no concentrados minerales, por ejemplo), cuando desarrollemos sectores que sean competitivos a nivel mundial. El caso de los tubos de Siderca es el ejemplo de eso: logramos una fuerte presencia mundial no cuando se subsidiaba la exportacion rompiendole la cabeza a YPF en el mercado argentino, sino cuando la calidad dio un salto cuantico luego de la inversion de varios cientos de millones en el 2do laminador, que hizo que se produjeran aca los mejores tubos del mundo. Y cuando se abrieron oficinas comerciales en Dubai y China, y cuando se invirtio en formar profesionales afuera.

 

Publicar un comentario

<< Home

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 2.5 License.