viernes, agosto 17, 2007

Gordos, ya no flacos.


Mirando los datos de overweight y underweight que publica habitualmente la OMS se entiende mejor porqué los nutricionistas y las instituciones públicas y privadas vinculadas a la salud están más preocupadas por la población obesa que por la desnutrida.

La siguiente lista muestra el porcentaje de personas de bajo peso (menor al considerado saludable o normal) en los países seleccionados. Salvo casos extremos como la India, Pakistan y, en menor medida, Ghana y Filipinas, se observa que el problema es menor ya que afecta a menos del 5% de la población.

Sin embargo, el listado de sobrepeso señala el verdadero problema. Ghana, que se encuentran al pie del ranking, figura con un 11.2% de población con sobrepeso, y de allí para arriba: China 19%, Cuba 36%, Brasil 41%, Rumania 42%, Sudafrica 45%, Australia 53%, Chile 60% y Estados Unidos 66%.

Lamentablemente no encontré los datos para Argentina pero me consta que seguimos el patrón mundial según una reciente encuesta del Ministerio de Salud.

El problema es que el precio de la caloria de mala calidad (comida chatarra) es mucho más bajo que el de la comida de buena calidad (dieta balanceada y diversificada, frutas, hortalizas).

Yendo al extremo, antes los pobres eran los flacos, ahora son los gordos.

Etiquetas:

5 Comentarios:

At 11:41 a. m., Blogger Ana C. said...

No en plata, abuelo, sino en tiempo. Preparar un guiso de verduras es muy barato, pero lleva por lo menos una hora. Ni le cuento rallar zanahorias. El tiempo es el verdadero bien escaso de la sociedad moderna. De ahí la aparición de la convenience food (verduras cortadas, lechugas lavadas, papas peladas, perejil picado, etc), de la cual soy gran consumidora, y del movimiento contrarevolucionario italiano aparecido hace unos años, la slow food, demasiado caro en términos de tiempo y que explica en parte porqué las italianas tienen tan pocos hijos.

 
At 11:58 a. m., Blogger Abuelo Económico said...

Depende de los ingresos de cada país. En algunos pesará más el tema ingresos, en otros el tiempo. Buen punto.

 
At 1:22 p. m., Anonymous Anónimo said...

alguna vez lei que argentina estaba arriba en el ranking de anorexia. no se si seguimos los patrones

 
At 3:13 p. m., Blogger sergue said...

El costo es importante ., Por ejemplo un kilo de zanahorias se consigue en Buenos Aires a $ 2, y aporta 400 calorías. Un kilo de azucar se consigue a $1,50 y aporta 4000 calorías. Las calorías provenientes de la zanahoria son 13 veces mas caras que las proveniente del azucar.

 
At 2:19 p. m., Blogger Marcelo said...

Es básicamente un tema de ingresos, no de "tiempo". El dinero compra tiempo: "time is money". Si no tengo tiempo pero sí dinero, compro verduras preparadas o voy a un restaurante para que me las preparen. O le pago a un cocinero.

 

Publicar un comentario

<< Home

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 2.5 License.