sábado, noviembre 03, 2007

Más de lo pensado

Se dice que el lunes nos enteramos del nuevo nivel de retenciones (y de los jugosos y nuevos ingresos del Estado Nacional). Se dice que la "ligan" el trigo, el maíz y el complejo sojero. Se dice que los puntos adicionales estarán entre 5 y 8 puntos porcentuales.

Pero me acaban de decir que:

- Las retenciones van para los cuatro grandes y sus subproductos.

- El porcentaje adicional sería este:

- 10 p.p. para el trigo.
- 10 p.p. para el complejo girasolero.
- 7.5 p.p. para el complejo sojero.
- 5 p.p. para el maíz.

Si este rumor es cierto, el anunció trae noticias peores respecto de las pensadas.

Etiquetas: ,

6 Comentarios:

At 8:05 p. m., Blogger ayjblog said...

abuelo, ayer lei, como todos los sabado, el rural y la verdad, no terminaba de reirme de como su colega Huergo tenia un acto fallido con las valvulas, Rafaela y los motores, diciendo, producimos USD 100MM y luego 10 veces mas en soja, pero luego las valvulas vuelven en los motores, a dos por motor, los motores importados por supuesto (lo agregue yo lo ultimo)
si ese es el pensamiento vamos mal, en vez de decir, esperemos que que en vez de valvulas sean motores completos en un futuro

La verdad, con defensores asi de la agricultura, no hace falta que nadie diga nada mas

saludos

 
At 1:13 p. m., Blogger Abuelo Económico said...

No leí la nota, tengo el suple en mi escritorio pero aún no lo abrí. Pero HH es conocido por su apego al libre comercio y a las ventaja comparativas.

 
At 2:16 p. m., Blogger ayjblog said...

lealo, pero como defensor del libre comercio y ventajas comparativas me quiere decir cual justificativo racional hay al exito de rafaela fabricando valvulas para Ferrari? no deberia existir, salvo que en la zona hay industria metalmecanica muy desarrollada al amaparo de las decadas de proteccion, ahi sirvio

 
At 3:04 p. m., Blogger Abuelo Económico said...

Ayj, miré lo que nos contaba hace algún tiempo Ulschmidt al respecto.

Por cierto hay que decir que si Ud. compra un caro Ferrari o un Maserati los únicos componentes argentinos que pueden llegar a tener esos autos son una válvulas que se fabrican no en los centros urbanos del país sino en una localidad llamada Rafaela, a 500 km. del Plata.
Y la razón por la cual hay una preciosista tradición mecánica en un lugar tan alejado es que hace siglo y medio se asentaron por allí miríadas de agricultores, los cuales importaron máquinas británicas y americanas para su labor, máquinas que requirieron de herreros y mecánicos locales que las reparasen.
Luego muchos de estos mecánicos de auxilio comenzaron a introducir modificaciones y luego construyeron sus propios modelos y marcas.
El apogeo de esta corriente parece haber ocurrido en 1929 cuando un tal Alfredo Rotania decidió que el procedimiento para cosechar el trigo era engorroso: una cortadora tirada por caballos recorría los campos, dejando una gavilla de plantas. Un carro la recogía y la transportaba a un punto fijo donde una máquina movía zarandas y vientos para separar la paja del grano.
Rotania propuso que todas esas operaciones las hiciera una sóla máquina autropopulsada. No fue un invento revolucionario sino la integración de varios equipos prexistentes en uno sólo, móvil y autónomo. Inventó pues la primera cosechadora automotriz del mundo. Esto ocurrió en Sunchales, un poco al norte de Rafaela.
La mecanización agrícola del siglo XX fue una de las claves para que muy poca gente le diera de comer al resto en las ciudades - es el primer siglo donde vivió más gente en las urbes que en el campo - y después del tractor la cosechadora automotriz es el equipo de mayor importancia para lograr eso. Sin exagerar pues debe ser uno de los 50 o 100 avances industriales destacables el siglo XX. Sin embargo, casi nadie sabe que ocurrió aquí.
Hay que decir que luego, en una etapa industrialista fomentada desde el Estado, la Argentina se enorgulleció de fabricar el automóvil Di Tella o el Justicialista o el avión Pulqui y más tarde hasta el misil Cóndor. En esta etapa, ampliamente financiada por las arcas públicas, abundaron los inventos belicosos y de prestigio - uno de los primeros aviones a reacción del mundo, etc.. etc.. - y otros que apuntaban al consumo interno y la sustitución de importaciones. Por cierto: no perduró ninguna marca de automóviles nacionales ni ninguna aeronáutica.
Una tesis que predominó y aún subsite es la de que debe extraerse de los sectores primarios para favorecer a los industriales. Se forzó así una cierta industrialización para sustitución de importaciones y se descuidó el hecho de que la actividad primaria generaba sus propias industrias, de una forma natural, sin promociones estatales.
En cuanto a Rotania su invento fue copiado en todo el mundo. En el país llegaron a existir 60 fábricas de cosechadoras y luego fueron desapareciendo. El propio Rotania cerró en 1960. Hacia fines de los 80 quedaban entre tres y cinco marcas nacionales; a fines de los noventa una sola: Vasalli. La última de las Rotanias originales se pudría en un predio de su pueblo natal hasta que pasó por allí un alemán presidente de Class - una líder mundial en el rubro - y de inmediato la compró, mandó restaurarla y la donó al municipio a condición de que la cuidasen. Sólo por eso ahora yace en un museo.
Con todo la vieja tradición de mecánica agrícola no esta perdida. En los 90 los americanos inventaron la "siembra directa" y a continuación los agricultores argentinos la adoptaron con más entusiasmo que nadie. A consecuencia de ello los fabricantes que quedaban - y que ya no pueden competir con John Deere o Massey Ferguson en diseño de equipos pesados - se concentraron en ese ítem y así los equipos locales relacionados con esta técnica de producción son de muy buena performance y hasta se exportan a Ucrania o anecdóticamente a Malvinas y a veces también a Venezuela, esto último con ayuda de un convenio político.

 
At 8:49 p. m., Blogger diamanteloco said...

Muy buen racconto abuelo!
Da para un post.

 
At 10:29 p. m., Blogger ayjblog said...

clap clap clap abuelo

y solo cabe agregar, la zona de rafaela, bah, la de los gringos, esperanza, humboldt, susana, y sigue, nunca sufrio la crisis, cuando era el 1999 se quejaban, pero estaba a años luz de los centros urbanos grandes, ahora, no se puede andar por los bulevares, y es todo un elogio a la gente que vive ahi y no se queda en lo traemos de afuera, la historia del biodiesel de Firmat es un ejemplo

 

Publicar un comentario

<< Home

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 2.5 License.