jueves, marzo 29, 2007

¿La pobreza está bien medida?

Como es de público conocimiento, la Canasta Básica de Alimentos (CBA) define la línea de pobreza (e indigencia). Por lo tanto de su medición dependerá el resultado del indicador que mide el nivel de pobreza e indigencia del país. La pregunta es si la CBA está bien medida o no.

Según Sergio Britos (algo ya hablé de él), la CBA presenta al menos tres problemas.

Veamos sus resultados:

(1) Primero la más obvia. Para medir la CBA se toman datos del IPC. Si se "tocan" los datos del IPC a la baja, la CBA también dará un resultado menor, y la pobreza e indigencia seguirán la misma suerte.

(2) Representatividad de la canasta. La canasta oficial se elaboró hace ¡19 años!, en 1988. Sobre los datos de aquella muuuy vieja encuesta de gastos (en realidad es más vieja, porque la encuesta se realizó en 1985), donde por supuesto no existían cientos de productos que hoy consumimos habitualmente, se formó esta canasta que hoy utiliza el INDEC. Lo que esa canasta refleja es un consumo totalmente desactualizado que poco o nada tiene que ver con la realidad actual.
Pero el problema más grave aún es que en el ´96/´97 se quizo actualizar la canasta para dar lugar a los cambios registrados en los hábitos de consumo. Sin embargo, como el resultado final fue una canasta más cara jamás se la utilizó oficialmente.
El año pasado el INDEC elaboró otra nueva canasta. ¿Será por fin el reemplazo de aquella de la década del `80?

(3) Valor nutricional de la canasta. Metodológicamente hablando, la canasta debería ser el fiel reflejo de lo que comen los sectores de recursos medio-bajos, ajustado de manera tal que las cantidades de alimentos cubran las necesidades energéticas y de nutrientes esenciales, y al mínimo costo.
Sin embargo, la canasta oficial presenta una monotonía alimentaria, un exceso de calorías aportadas por alimentos de menor valor nutricional y una dieta que es insuficiente en nutrientes esenciales. En otras palabras, quienes cumplen con alimentarse de acuerdo a dicha canasta lo que se están asegurando no es la nutrición sino la malnutrición (riesgo de obesidad).

Según los cálculos del autor, una canasta bien hecha debería rondar los $600.

¿Cuántos nuevos pobres habría?

Ninguno, serían los mismos que antes, sólo que ahora quedarían registrados en los indicadores oficiales.

Etiquetas: , ,

8 Comentarios:

At 2:29 p. m., Blogger oti said...

Abuelo, cba (solo alimentos)mide indigencia y cbt (cba + poquitos servicios) pobreza.

Aplicando estructura de gastos del 96/7 la pobreza (cbt) tendría un nivel de entre 7 y 8% más que ahora y la indigencia un poco más. Se contabilizarían 1 millón y pico más de indigentes y 3 millones y pico más de pobres.

Pero estos son cuestiones nominales coyunturales. Lo que importa son las tendencias. Y las tendencias nos dicen que un porcentaje enorme del universo de ocupados (trabajadores en negro, cuentapropistas, empleados del estado, trabajadores de la construcción, de otros servicios, perceptores de planes sociales, etc.) tiene ingresos que medidos en canastas básicas son cada vez menores.

 
At 2:31 p. m., Blogger oti said...

Me refiero a las tendencias de largo plazo.

Nos engaña el hecho de que en el largo plazo hay muchas recuperaciones y aumentos de actividad económica, pero nunca logran perforar los pisos de los deterioros sociales previos.

 
At 2:33 p. m., Blogger oti said...

Para visualizar esto basta unir los puntos que representan los pisos mínimos (haciendo abstracción de los máximos) de pobreza en el período 1974-2006.

 
At 2:55 p. m., Blogger Abuelo Económico said...

Oti es cierto, pero los puntos aplican igual porque CBT agrega productos que van más allá de los alimentos.

Respecto de los datos de tendencia, lo que usted señala es lo preocupante.

 
At 11:54 p. m., Blogger ARTEMIO LÓPEZ said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

 
At 11:55 p. m., Blogger ARTEMIO LÓPEZ said...

abuelo, según Britos ,el valor de la canasta ronda los $600, pero para contestar su pregunta sobre como sube el valor de lp y la población que caería por debajo, se requiere saber $600 para qué región, para cuántas personas y de que sexo y edad.Por otra parte, en el texto de Britos que Ud cita en su post anterior , el autor disocia superávit fiscal como estrategia de base en todo programa anti pobreza a punto de afirmar que (cito de memoria, lo leí cuando ud colgo el post) "debe quedar claro que las retenciones se aplican para mantener el superavit y NO para bajar la pobreza". Me parece una afirmación extrema, que desconoce o al menos minimiza el impacto negativo que sobre los niveles de pobreza se obtendría con un apolítica que descuidara el superávit o peor aún, con déficit fiscal.
salu2

 
At 12:55 p. m., Anonymous Sergio Britos said...

Agradezco la oportunidad del comentario de Artemio López para aclarar el par de puntos que él menciona. Con relación a lo primero, los $ 600 se refieren a una CBA para una familia de 4 personas, dos adultos y dos niños en edad escolar y geográficamente está circunscripta a la misma región que mensualmente releva el Indec, o sea Capital y GBA.
Debo aclarar, por si fuese necesario, que el artículo que disparó estos comentarios es una reflexión o visión si se quiere económico-nutricional del tratamiento de la pobreza relacionada con el costo e la canasta alimentaria.
Creo como lo comentan OTI y Abuelo que es importante analizar la tendencia, pero también me parece que -en el contexto de un país gordo por incremento de obesidad- no debemos dejar de señalar la necesidad de actualizar la canasta con que se mide indigencia y tornarla menos obesogénica y más saludable.
En relación al comentario sobre el superavit, obviamente comparto la opinión de que en la perspectiva de una política de combate a la pobreza es mejor el superavit que el déficit fiscal, obvio. Mi comentario se orienta en el sentido que el mantenimiento del superavit fiscal y la importancia que en esto el Gobierno asigna a las retenciones no se basa en un pensamiento "progresista" de combate a la pobreza. Si así fuera, entiendo que hay muchas otras herramientas que el Gobierno podría utilizar, a la par del mantenimiento del superavit.
Si fuera realmente objeto de este Gobierno -sincero, claro- combatir la pobreza podrían haberse producido modificaciones profundas de la política asistencialista, burdamente clientelar.
Basta analizar la gestión del Ministerio de Desarrollo Social desde 2003 para aquí (no vendría mal también extenderlo a mucho antes de 2003) para entender que lejos esta del pensamiento del Gobierno un sincero combate a la pobreza.
Saludos

 
At 8:01 a. m., Blogger 日月神教-任我行 said...

ssd固態硬碟 外接式硬碟 餐飲設備 製冰機 洗碗機 咖啡機 冷凍冷藏冰箱 蒸烤箱 External Storage Solid State Drives 關島機加酒 關島婚禮 關島蜜月 花蓮民宿 彈簧床 床墊 獨立筒床墊 乳膠床墊 床墊工廠 巴里島旅遊 巴里島spa推薦 巴里島機票 巴里島行程推薦 記憶體 情趣用品 情趣用品USB Flash Drives Memory Cards 產後護理之家 月子中心 坐月子中心 坐月子 月子餐 投資美國物業 美國租金報酬 美國房屋買賣 房地產投資說明會 美國房地產 美國置產須知 美國房屋物件 SD記憶卡 隨身碟 高雄當舖 高雄汽車借款 高雄機車借款 高雄房屋二胎貸款 高雄汽機車免留車 花蓮民宿

 

Publicar un comentario

<< Home

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 2.5 License.