viernes, agosto 24, 2007

Argentina mejor que todos en América Latina

La hipótesis de Oti es que en Argentina hay cada vez "menos canastas básicas" por habitantes. Para defender su planteo ha destinado muchos comentarios en numerosos blogs.

Desde el blog insisto en que Argentina no tiene problemas de desnutrición o de inseguridad alimentaria y veo con buenos ojos exportar más alimentos y a mejores precios. Nada nuevo bajo el sol para los que vienen seguido...

A continuación, adjunto un gráfico que acaba de publicar FAO sobre subnutrición en América Latina y su correlación con la pobreza extrema.

Argentina, para no cambiar en su tradición de caso extraño, es un "outlier", pero por lo BAJO!!!! No sólo que por el nivel de pobreza extrema que presenta debería tener un nivel de subnutrición mucho más alto, sino que además presenta el valor mínimo de subnitrición de toda América Latina (2,5%).

El estudio dice acerca de este resultado: "Cabe subrayar en este contexto que la subnutrición ya ha sido virtualmente erradicada en Argentina (nivel de incidencia igual o menor al 2.5% de la población)."



Es más, según la FAO se podría agrupar los países de la región en cuatro grupos. El primero estaría compuesto por aquellos países que no tienen necesidad de esfuerzos y recursos adicionales para lograr la erradicación del hambre en 2025 y entre ellos está la Argentina.

Entre tantas noticias negativas que se leen últimamente, dejo una buena noticia para arrancar bien el fin de semana.

Etiquetas: , , ,

12 Comentarios:

At 1:15 p. m., Blogger Elemaco said...

Abuelo!! no anda la foto!

 
At 4:20 p. m., Blogger oti said...

Los planteos que hice son estos:

1) No hablé de “des o subnutrición”. Hablé de disminución de proteína animal (carnes, lácteos, etc.) en la dieta de grandes porciones de la población en los últimos 30 años. Si alrededor del 10% de la población argentina es o ronda la “indigencia de ingresos”, difícilmente coman en cantidad y calidad como a uno le gusta que coman sus propios hijos. Se come mucha caloría, energía (papas, fideo, guiso) y poco o nada de lo demás. El otro 20-25% de la población que está o ronda la “pobreza de ingresos”, o sea que tienen ingresos “teóricamente” para adquirir la CBA pero no la CBT = CBA + poquitos servicios, no significa en la práctica, que coman más y mejor que los indigentes, puesto que, al disponer de un poco más de ingresos ($ 150 más) están en menos malas condiciones para graduar la proporción que destinarán al consumo de los poquitos servicios de los que puedan disponer. No es que la gente va a andar desnuda por la calle porque tiene que comer sí o sí la CBA y no le alcanza para la ropa. O va a andar sucia porque tiene que gastar todo en comer y no le alcanza para el jabón. O va a andar a oscuras dentro del rancho porque no le alcanza para una lamparita de 40 o 60 W. Van graduando. A medida que aumenta el ingreso, por ej. pasar de indigente a pobre, más o menos $ 150 a $ 300, no es que se mejora necesariamente la cantidad y calidad de lo que se consume en alimentos, sino que se tiende a gastar más en los pocos servicios a los que se pueda acceder. En un contexto de aumentos más o menor permanentes de la CBA (ver Artemio), esta asignación de los gastos cada vez se hace más difícil, porque esos alimentos van representando una proporción superior respecto a los ingresos, aunque éstos se actualicen, siempre tienden a ir rezagados. Conste que en todo este análisis siempre estamos hablando de la CBA INDEC que es una canasta de alimentos mínima e indispensable, no es la canasta a la que estamos acostumbrados los sectores medios-medios de la sociedad, es una canasta muy inferior a esta. Entonces, estamos hablando de los que no llegan o pivotean sobre canastas mínimas indispensables que son muy inferiores a las que están acostumbrados los sectores medios de la sociedad, y que tendemos a considerar lo “normal” para nuestras propias familias.

2) Lo que disminuyó per cápita y por flia. en el largo plazo fue la composición de canastas básicas dentro de la oferta interna global la cual aumentó en términos absolutos. La otra manera de ver esto es así: si no existiera el porcentual de desempleo 185% mayor al de hace 30 y pico de años, ni el 450% de pobreza, ni el 1.000% de indigencia, ni el 40% más de Gini, etc., si no existiera esto, el consumo de canastas básicas sería no mucho, muchísimo mayor al que hoy existe. Luego, es fácil ver que por falta de demanda interna la oferta interna disminuyó enormemente respecto a la época contra la cual medimos esos porcentajes. No es difícil ver también, en consonancia con lo anterior, que el aumento de las exportaciones de materias primas y alimentos tuvo un ritmo muy superior al del aumento absoluto de la oferta interna. Es fácil ver el aumento de las exportaciones per cápita en relación a la oferta interna per cápita en varios rubros que componen las canastas básicas.

3) La razón de la disminución relativa de la composición de las canastas dentro de la oferta global se vincula al aumento enorme de la desigualdad y la concentración del ingreso. Hay masas muy grandes de dinero que pertenece a relativamente poca gente y que es capaz de traccionar la economía mucho más que en el pasado. Y esta relativamente poca gente con mucho dinero no necesita una cantidad mayor de canastas básicas sino solo que éstas acompañen el ritmo de crecimiento de los individuos que componen ese conjunto con ingresos concentrados, aunque ese crecimiento en su N° no modifique la relación porcentual de ese conjunto con el total de la población. Por lo tanto, ese dinero se destinará a cosas y servicios que no son canastas básicas en mucha mayor proporción que en la época en que no existía esa desigualdad y concentración.

Se puede decir que una sociedad que, partiendo de condiciones graves de desigualdad y concentración como la nuestra, quiera llegar a condiciones relativamente igualitarias e ingresos más nivelados, deberá aumentar sustancialmente, en un comienzo, la composición de canastas básicas dentro del producto global. Este aumento irá disminuyendo a medida que se satisfagan las necesidades y los porcentuales que en el párrafo precedente señalé se parezcan a los de hace 30 y pico de años.

Abuelo, no quisiera acostumbrarme a una situación en que en el país de los ciegos el tuerto es rey. Esto es muy peligroso. Es perder la conciencia de lo que era tener una visión normal. Una condición subnormal la transformamos en normal en relación a otros que padecen una todavía más subnormal. Esto es engañarse a sí mismo y creer que permanecemos normales y saludables cuando no lo somos. Es la definición socrática de “ignorancia”: no ir en búsqueda de lo que necesitamos por creer que ya lo poseemos.

Esto que diagnostico no es una buena noticia, pero es ser conciente de la sociedad en la que uno vive. La buena noticia es que si somos inteligentes la realidad se puede cambiar.

 
At 5:08 p. m., Anonymous matiasrg said...

Abuelo, leo con mucho interés su blog hace un tiempo, pero no estoy de acuerdo con las conclusiones que hace acerca de este tema peliagudo.
Sería interesante que calcularan la incidencia de subnutridos, sobre todo comparandola con épocas pasadas. Por el gráfico se puede ver que estamos por encima de Brasil (!) en porcentaje de pobreza extrema, por lo que, de seguir así las cosas, es cuestion de tiempo ver un aumento en la "prevalencia" de este problema.
Saludos

 
At 8:10 p. m., Blogger oti said...

Una de las cosas que se desprende del punto 1) de mi comentario es esto: la percepción de un ingreso de $ 150 (CBA) o 300 (CBT) garantiza la adquisición teórica de las canastas determinadas por INDEC pero no la práctica, porque cada quien asignará su gasto como se le ocurra (gastando gran parte en alimentos), y es muy dificil que ocurra, en la práctica, que con esos niveles de ingreso tan estrechos se asigne de tal manera que se adquiera la canasta básica alimentaria del indec en ese grado determinado de diversificación, grado que no es, por cierto, el más saludable.

Supongamos: si a un indigente que dispone de $ 100 x mes, se le ocurre comprar una barra de jabón para lavar su ropa, o un shampoo para lavarse la cabeza, o viajar en colectivo, luego, en lugar de adquirir 1 kg. de asado, adquirirá 1 kg. de achuras u osobuco, o, en lugar de adquirir un sobrecito de queso rallado para los fideos, los comerá sin queso rallado. Y así es como se va deteriorando la dieta. Y nadie puede decir que ese hombre asignó mal sus pocos recursos.

Lo mismo pasa con el pobre que dispone de $ 250, cuando use un poco más el gas para calefaccionarse, o cuando toma el colectivo más seguido, o cuando se compra unas zapatillas nuevas y mejores más seguido, etc., en lugar de adquirir 1 kg. de vacío, adquirirá 1 de asado (menos carne), o en lugar de 200 gr. de queso, 100 gr., y así.

Y esto es aplicable a los que figuran por arriba del umbral de la pobreza pero a una distancia muy corta. Si el “no pobre” nominal (el mayor mérito a que uno puede aspirar en esta sociedad) que dispone, digamos, del sueldo promedio en el sector informal ($ 480-500 para el 40-42% de los asalariados totales), aunque viva solo, si quiere acceder a algún “lujo”, pongamos un shampoo que combata el hongo de la caspa (la marca que empieza con T) por ej., y usar crema de enjuague, y tomar en lugar de una vez al mes un taxi hacerlo 2 veces al mes, e ir a hacer alguna salida recreativa el fin de semana, o comprarle un juguete al hijo del vecino, etc., va a llegar un momento que quizá tenga que compensar su presupuesto, prescindiendo de la manteca, por ej., o del cuartito de queso que comía cada tanto, o de verduras y hortalizas caras, etc., etc.

Cuando los ingresos son tan bajos, es imposible que haya buena alimentación, en la práctica porque la gente no se ocupa de maximizar con ingresos tan bajos la ecuación calorías, proteínas y vitaminas en la dieta. La gente hace lo que puede, lo que le sale.

Todas estas cosas de ajustes, racionalizaciones, privaciones pequeñas y acumulativas, cuando las mayorías sociales tenían ingresos más elevados hace muchos años, no existían. La gente ahorraba o racionalizaba el gasto con objetivos de ascenso social no para apenas sobrevivir a como dé lugar. Antes la privación de algo era una elección para por ej. hacerse la casa de material, comprarse un auto, comprar una casa, hacer estudiar a los hijos en la universidad, etc., etc. Esa privación no molestaba, porque el ascenso social era factible, real.

Yo no sé qué hago explicando estas cosas. A veces me da la sensación que estoy tratando con niños grandes, dicho con todo respeto.

Saludos.

 
At 8:27 p. m., Blogger Mariano T. said...

Lo interesante del cuadro es que, si las metodologías entre países es comparable, a igual nivel de pobreza extrema, tenemos menor índice de subnutrición.
Basta ver la línea vertical que arranca en Argentina y termina en Venezuela(omás arriba). En 2005 había igual % de pobres extremos, pero una cantidad mucho menor de subnutridos.
No se como interpretarlo. Cultura alimentaria? Precios?(aunque esto no debe ser por la propia definición de pobreza extrem, que debe incluir el costo de esa canasta).

 
At 11:25 a. m., Anonymous Anónimo said...

No me funca la foto

 
At 11:46 a. m., Blogger Abuelo Económico said...

Elemaco, Anónimo, la volví a cargar, ¿ahora la pueden ver?. Gracias por el aviso.

Oti, lo que usted dice se acerca a mi anterior post sobre que los nuevos pobres dejarán de ser personas flacas para pasar a ser los gordos. Para comer bien, de manera nutriocionalmente adecuada, hay que tener un buen nivel de ingresos. Caso contrario, se accede a calorías de muy baja calidad y dietas que conducen a una mala nutrición que se manifiesta en el sobrepeso.

No entiendo porque siente que le está explicando cosas a niños grandes sea lo ello signifique para usted. Yo creo que muchas veces hay dos cuestiones: (1) tenemos diferentes puntos de vistas sobre una misma problemática y (2) manejamos un idioma distinto donde determinadas palabras tienen un sentido para muchos y usted le da otro por lo que la comunicación se complica.

Matiasrg, gracias por su atenta lectura. Su conjetura puede ser cierta. Yo también creo que es factible que con datos actualizados la subnutrición debe ser algo superior. Pero mi verdadero punto es otro: pongamos el ojo en el verdadero problema que por peso relativo no es la desnutrición sino la malnutrición, y aca coincido con Oti en el sentido que las proteinas de calidad no están disponibles para muchos por una cuestión de ingresos inferiores a los necesarios.

Mariano, la metodología es todo lo similar que se puede de acuerda a cómo se toman las mediciones, pero el grado de similitud es grande. El punto es justamente el que usted menciona, deberiamos estar mucho peor y sin embargo no lo estamos. A qué se debe es la gran pregunta. Creo que Argentina tiene una disponibilidad de alimentos muy grande debido a su vasto terriotorio con casi todos los climas y, a pesar de los ingresos bajos, el costo de los mismos es muy bajo (a nivel relativo).

 
At 12:40 p. m., Blogger oti said...

Abuelo, ¿quiere ver cómo funciona la realidad o se conforma con razonar más o menos bien?.

Le propongo que haga un experimento en su casa con sus propios hijos o nietos. Reduzca su presupuesto personal a $ 150 por persona para comprar alimentos y bebidas, durante 1 mes ($ 5 por día) y no gaste en ninguna otra cosa (ni jabón, ni calefacción, ni nada). Tiene la ventaja de que hace el experimento en las condiciones relativamente cómodas en que Ud. ya se encuentra. Además, puede pensar en maximizar la diversificación de la dieta dentro de la CBA.

Luego de 1 mes venga a este blog y dígame qué bien que estamos los argentinos comparados con américa latina.

Luego, si quiere, aumente su presupuesto a $ 300. Haga lo mismo pero gastando en algunos servicios.

Luego, si quiere hago lo mismo con $ 500. Etc.

Luego dígale a sus hijos y nietos que está todo bien, que las FAO dice que está todo bien. Que los alimentos son "baratos", etc. etc. También les puede decir que los hijos y nietos peruanos, bolivianos, etc. están peor que ellos, que no se quejen que hay otros que están peor, por las dudas si ocurre alguna crisis en su hogar.

 
At 1:12 p. m., Blogger Abuelo Económico said...

Oti, no se ponga en la situación de argumentar por el extremo o por el ridículo. No hace falta.

Argentina está en una condición social que no me escapa y no solamente por conocer los datos del INDEC. ¿Quién pone en duda ello? Seriamente, nadie. Es más, si tomamos la inflación "real" la pobreza tiene una incidencia marcadamente superior respecto de la que registran los órganos oficiales.

Pero ello no implica que nuestros alimentos estén caros o que estemos peor que los otros países de América Latina. Lo que implica es que aún hay mucho por hacer.

La mejor solución no es pan para hoy hambre para mañana. Regale la carne y lácteos, entre otros alimentos que usted prefiera y verá como en pocos años usted tendrá que importar dichos bienes a precio lleno más aranceles y flete.

Creo en la necesidad de subsidiar la demanda de alimentos, pero no de manera indiscriminada por ingresos como la de hoy día ni afectando el normal proceso de formación de precios o de comercio con el exterior. Ese, sin dudas, no es el mecanismo adecuado.

 
At 4:08 p. m., Blogger oti said...

Ud. sabe por discusiones anteriores, no solo con ud., que no considero que haya que abaratar los alimentos sino aumentar los ingresos para equiparar el poder del mercado local al del internacional. Todo lo demás son parches o lidiar con las consecuencias.

 
At 9:33 a. m., Blogger 日月神教-任我行 said...

ssd固態硬碟 外接式硬碟 餐飲設備 製冰機 洗碗機 咖啡機 冷凍冷藏冰箱 蒸烤箱 External Storage Solid State Drives 關島機加酒 關島婚禮 關島蜜月 花蓮民宿 彈簧床 床墊 獨立筒床墊 乳膠床墊 床墊工廠 巴里島旅遊 巴里島spa推薦 巴里島機票 巴里島行程推薦 記憶體 情趣用品 情趣用品USB Flash Drives Memory Cards 產後護理之家 月子中心 坐月子中心 坐月子 月子餐 投資美國物業 美國租金報酬 美國房屋買賣 房地產投資說明會 美國房地產 美國置產須知 美國房屋物件 SD記憶卡 隨身碟 高雄當舖 高雄汽車借款 高雄機車借款 高雄房屋二胎貸款 高雄汽機車免留車 花蓮民宿

 
At 2:43 a. m., Blogger 柯云 said...

2016-06-20keyun
designer handbags
michael kors outlet clearance
air jordan shoes
true religion jeans
beats by dr dre
basketball shoes
cheap toms
cheap ray ban sunglasses
ray bans
fitflop shoes
louis vuitton bags
rolex watches
oakley outlet
giuseppe zanotti sneakers
louis vuitton outlet
true religion jeans
michael kors handbags
cheap true religion jeans
coach outlet store
christian louboutin outlet
louis vuitton
toms wedges
hollister jeans
hollister clothing store
christian louboutin sale
coach outlet
abercrombie outlet
gucci belts
louis vuitton outlet stores
cheap oakleys
louis vuitton purses
ralph lauren home
adidas running shoes
nike roshe shoes
timberlands
louis vuitton bags
cheap ray ban sunglasses
oakley sunglasses wholesale
timberland shoes

 

Publicar un comentario

<< Home

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 2.5 License.