miércoles, abril 02, 2008

Yuyo que has de comer

Sergio Britos, Director asociado del Centro de Estudios sobre Nutrición Infantil , escribe una muy interesante nota en La Nación de hoy, en la sección Ciencia, en la cual me causó mucha gracia la burla velada al discurso de CFK.


La Argentina es el país de más alto consumo de carne del mundo, aunque consumimos casi excluyentemente carne vacuna, mientras que otros países tienen una canasta cárnica más diversificada. Por eso, que consumamos tanta carne también hace que unos pocos días de abstención no sean un problema nutricional.
Aun en la dieta de hogares pobres la carne representa no menos del 12% de las calorías totales y un tercio de las proteínas. Es una buena cantidad. Convengamos en que el desabastecimiento es muy probable que no se prolongue muchos días más. No hay un problema de orden nutricional en reemplazar por unos días la carne por una combinación de guisos, tartas, verduras, pastas o legumbres. Desde una perspectiva de equivalencia de calorías y proteínas, un guiso que combine cereales y legumbres (arroz y lentejas o porotos) es un buen reemplazo de la carne. Su ausencia temporaria puede ser la oportunidad para consumir algo de "yuyo", como ahora llaman a la soja. Una milanesa de soja con ensalada o puré de papas puede reemplazar casi en los mismos términos un plato de carne. Como las legumbres tienen un hierro de menor calidad que el de la carne, para su mejor aprovechamiento es recomendable acompañarlo por alguna fruta cítrica, que mejora la absorción de ese mineral. Así, unos pocos días sin carne no le vendrían nada mal a la monótona dieta promedio de los argentinos.

Dejando de lado la ironía, me parece interesante destacar algunos puntos que el nutricionista menciona:

a) Somos los consumidores números 1 de carne del planeta pero consumimos casi excluyentemente carne vacuna, monotonía para nada aconsejable.
b) Comer menos carne vacuna no es un problema nutricional, de hecho se lo recomienda.
c) Los hogares pobres consumen una buena cantidad de carne vacuna.

Etiquetas: , ,

13 Comentarios:

At 5:31 p.m., Blogger ayjblog said...

si claro abuelo, como las bienintencionadas recetas para la epoca de la crisis con la milanesa de soja
creo, sinceramente, que nadie se ha dado una vuelta por algun barrio donde trabaja la gente y tiene media hora para comer e irse a dormir 5 hs, las milanesas de soja solo neeistan 3 hs para hacerse
me extraña
saludos

 
At 6:28 p.m., Anonymous Anónimo said...

"Monotonía para nada aconsejable" donde dice eso?
Cuando me hablan de diversificar la dieta, me suena a empobrecer la calidad de la dieta.
Que tontos son los europeos que pagan tanto por la carne vacuna cuando la pueden reemplazar por todas esas otras carnes que tienen en abundancia allá

 
At 8:25 p.m., Blogger Mariano T. said...

anonimo: Importan, pro consumen menos de la tercera parte que nosotros.
Prefieren el cerdo, que allá es más barato que el vacuno.
De todos modos, aún si sumamos todas las carnes, también consumen menos

 
At 8:42 p.m., Blogger Abuelo Económico said...

AYJ, no lo lleve al extremo, además de un rico bife tambiçen se pueden comer muchas otras ricas cosas que se cocinan en breve tiempo.

anonimo, lo dicen todos los nutricionistas respecto de la monodieta que llevamos los argentinos. Pero es cierto, Britos no lo dice en esa nota (pero si lo dice habitualmente en otros ambitos).

Comen poca carne vacuna y no se los ve precisamente malnutridos, de hecho sus indicadores nutricionales son muy buenos y en buena medida se explica por esa mayor diversificacion. Voy a buscar un buen trabajo que lei hace poco para hacer referencia a este punto.

 
At 9:57 p.m., Blogger FT said...

Más allá de que la presi dice que "no estamos dispuestos a modificar nuestra dieta", la dieta de todos los pueblos se conformó en base a las escaseces relativas de alimentos (en criollo, dependiendo de qué comida es más barata). Estas escaseces (no estoy seguro de que se escribe así) se modifican a través del tiempo y, por ende, sería lógico que lo hagan las dietas. El resto es demagogia. Por supuesto que no es fácil hacerlo si de un día para otro un insumo tradicional se encarece brutalmente (cosa que logran los Morenos y otros Ks de este mundo cuando, de golpe, hay que sincerar precios). Pero, en circunstancias más normales, lo que comemos puede cambiar. Si encima los médicos nos dicen que tanta carne vacuna no es buena, más motivo aún...

 
At 10:02 p.m., Blogger ayjblog said...

Abuelo, es que me molesto el tono seudodidactico desde la torre de marfil
pero, yendo a los bifes, mientras los sucedaneos sigan el precio del bife, nadie los va a consumir, y, lo peor, es que siempre lo siguen (excepto semana santa que es mas caro el pescado)
se reemplazara el bife cuando
a) sea bastante mas barato el reemplazo
b) sea al menos igual el tiempo de coccion

como hasta ahora ni a ni b se cumplen, y como veran es una cuestion estrictamente de Adam Smith, seuiremos con el bife ( y ni hablar de la sensacion de saciedad)
Cualquier ama de casa se lo diria, hasta mi abuela que a duras penas sabia leer, y no pontificaba como el que menciono ud.

 
At 5:28 a.m., Blogger Ana C. said...

Se podría matizar el consumo de carne de vaca con más pescado, posiblemente. Aunque la combinación de ácidos grasos en la carne de vaca es muy buena y más en la argentina. Y por supuesto, más verduras y frutas. La dieta del cazador-recolector.

El problema con la dieta argentina es Arcor. Demasiadas golosinas y con malos ingredientes. Mucha azúcar y malos lípidos. Y esa esencia de coco que le meten a todo...

 
At 7:15 a.m., Blogger Hector Casa said...

Me parece que lo que la presidenta quiere decir es que: 2000 personas, que son las que manejan el 60% de la soja, no nos van a venir a decir lo que tenemos que comer 40 millones.

Si despues queremos entender lo que nos de la gana, alla nosotros...

FT...

cuando decis...

"la dieta de todos los pueblos se conformó en base a las escaseces relativas de alimentos "

estas diciendo que en Argentina hay escases de vacas???? seria el colmo no...

estaría bueno que le redujeran tambíen las retenciones del 58% al petroleo, porque los españoles tienen derecho a pagar menos por su combustible....a fin de cuentas ellos vienen y invierten, no? con eso debiera bastar.


Con respecto al cambio de dieta, sí que sería bueno concientizar a la gente de que comer tanta carne roja es malo, trae colesterol y puede ser fácilmente reemplazable. Pero esto pensando en la salud de la gente, no en el bolsillo de 2000 terratenientes.

Estamos pensando en la salud de la gente, no?


saludos

Hector Casa

 
At 9:50 a.m., Blogger Abuelo Económico said...

Héctor, FT dice justamente lo contrario. Como hay abundancia, el precio relativo es bajo y por eso el alto consumo.

¿Pasa lo mismo con la energía y así estamos, no?

Ana, las calorías de menor calidad son las más baratas y volvemos al punto de los precios relativos. Caramelos, golosinas, snacks, fast food, etc., son alimentos económicos respecto de´pescado, frutas y verduras. Vía impuestos se debería desestimular el consumo de bienes no preferentes, no?

Ayj, coincido con usted, con FT y con Ana, es la misma visión vista de diferentes maneras me parece.

 
At 5:47 p.m., Blogger Andrés el Viejo said...

Mire, Abuelo, me abstengo de calificar al tipo ese de la dietología o lo que sea por respeto a usted y a los que entran al blog.
Una cosa es señalar las deficiencias de las costumbres alimentarias argentinas y la conveniencia de tal o cual modificación. O impulsar una campaña de educación nutricional para que comamos mejor.
Otra cosa es pretender justificar la falta de alimentos detrás de pretextos nutricionales. En ese sentido, el tipo escribe en el diario más indicado. ¿Usted conoce la feijoada, no? A mí me encanta y sospecho que es muy nutritiva. Ahora, su origen está en la alimentación de los esclavos: arroz, feijao y los desperdicios (orejas, morro, etc.) del cerdo que comían los amos. Si el señor nutricionista o dietólogo o lo que sea hubiera escrito en A Tribuna da Dotrina un artículo explicando lo bien y sabrosamente alimentados que estaban los esclavos y los beneficios que recibían de la rica y nutritiva dieta, seguramente algún esclavo cimarrón le hubiera dado un garrotazo.

 
At 6:51 p.m., Blogger Sirinivasa said...

Cuando yo era chico había dos o tres días de la semana en que corría lo que se llamaba "veda de carne", no se comercializaba directamente. Alguien podrá pensar que pasé mi infancia en algún país cuyo sabio gobierno había decidido emprender un cambio de dieta en beneficio de la población.

Error. Gobernaba Videla, con Martínez de Hoz como ministro de Economía. Y había que ajustarle el cinturóna la negrada malacostumbrada al asadito para generar "saldos exportables". Claro, la negrada estaba acostumbrada a la carne barata, lo cual no era negocio.

Abuelo, siempre que lo he leído he disentido en un cuantum importante con Usted, ello no obsta que me haya sido de provecho, motivo de reflexión y aprendizaje, pero qué quiere que le diga? Cuando salen a hablar de lo que comemos, deberíamos comer, desde lugares así... me resulta hasta violento.

Sobre todo porque en los hogares pobres la monotonía no es precisamente de carne. Creo que al autor de la nota o le falta caminar el barro o le sobra mala fe.

Saluti, y se agradece el linqueo.

 
At 9:21 a.m., Blogger Mariano T. said...

Sir: La cultura carnívora le ha hecho mal a la gente pobre.
La famosa "comida de esclavos" en base a un farináco y una legumbre, era también la base de la dieta que le gustaba a mi abuela gallega.
La proteína vegetal es mucho más barata que la animal. Es más, si se tratar de alimentar a la población mundial y eliminar el hambre, la primer medida debería ser prohibir la carne a nivel mundial. Así los animales no compiten con los humanos por las tieras aptas.
Hace muchos años viajaba mucho a Salta, donde se siembra mucho poroto para exportación. Los finqueros se quejaban de que la gente de las orillas del pueblo se robaban bolsas (el pororto no se manejaba a granel) del campo, entrando de noche.
Lo interesante era que lo vendían a precio regalado a los boliches para cambiarlo por comida nás "normal". Ese poroto alubia se exportaba a europa, y una bolsa de 50 kg les hubiese servido para comer ua familia 2 meses, y lo cambiaban por chirolas.

 
At 7:04 a.m., Blogger 日月神教-任我行 said...

ssd固態硬碟 外接式硬碟 餐飲設備 製冰機 洗碗機 咖啡機 冷凍冷藏冰箱 蒸烤箱 External Storage Solid State Drives 關島機加酒 關島婚禮 關島蜜月 花蓮民宿 彈簧床 床墊 獨立筒床墊 乳膠床墊 床墊工廠 巴里島旅遊 巴里島spa推薦 巴里島機票 巴里島行程推薦 記憶體 情趣用品 情趣用品USB Flash Drives Memory Cards 產後護理之家 月子中心 坐月子中心 坐月子 月子餐 投資美國物業 美國租金報酬 美國房屋買賣 房地產投資說明會 美國房地產 美國置產須知 美國房屋物件 SD記憶卡 隨身碟 高雄當舖 高雄汽車借款 高雄機車借款 高雄房屋二胎貸款 高雄汽機車免留車 花蓮民宿

 

Publicar un comentario

<< Home

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 2.5 License.